Buscar
  • quierosaber

El gremialista Rodolfo Aguiar, instó a sus colegas a presentar la Declaración Jurada de sus bienes.

Actualizado: 3 de sep de 2019

(Comienza mostrando su última DDJJ.)


- Esa es tu última declaración….:

Sí. Nosotros consideramos que en nuestro país, los sindicatos todavía cargan sobre sus espaldas un fuerte desprestigio que viene desde hace décadas. En el 2000/2001 ese “que se vayan todos”, no sólo era abarcativo de una clase dirigente política que, en definitiva, la mayoría no se fue. También, ese “que se vayan todos” era abarcativo de una dirigencia gremial que tampoco se fue en nuestro país, y que sigue al frente de sindicatos importantes de la argentina.

Los sindicatos siguen siendo islas exentas de todo tipos de control. La actividad sindical tiene privilegios que lindan con la impunidad. Por ejemplo, en nuestras provincias hay leyes que obligan a los funcionarios públicos a presentar una DDJJ de bienes e ingresos pero, más allá de que puedan falsificar los datos, están obligados. Lo mismo no ocurre con los dirigentes sindicales, y por eso, tenemos en Río Negro por ejemplo, sindicalistas ricos y trabajadores pobres. Es decir, que han acumulado fortunas que no podrían haber acumulado con los ingresos del sector laboral del cual provienen. Un patrimonio que ni siquiera se podría juntar reuniendo el salario de los miles de trabajadores que representan. Por eso, nos parece que tenemos que dar el primer paso. Si queremos producir transformaciones profundas dentro de nuestras organizaciones, que nos permita recuperar esa confianza que nuestra sociedad ha perdido en los sindicatos, tenemos que hacerlo con el ejemplo. No bastan las palabras, no alcanzan los discursos.

Creemos, sin lugar a dudas, que debe existir un control, una fiscalización no solo de los trabajadores y afiliados, si no también que sea la sociedad en su conjunto la que pueda monitorear la evolución patrimonial de los principales dirigentes sindicales.

Nuestra DDJJ la hemos presentado en el marco de la ley 3550 que en nuestra provincia es la ley de ética en la función pública y que obliga a los funcionarios públicos, pero deja un apartado en su articulado para que, de manera voluntaria, puedan adherir a ese régimen quienes detentan responsabilidades en organizaciones como sindicatos u otros entes no gubernamentales.

Hemos aprovechado este resquicio que nos deja esta norma provincial, para presentar nuestra DDJJ. Puntualmente, hemos descrito no solamente una DDJJ de Bienes e ingresos nuestra, sino también de nuestro grupo familiar. En mi caso particular, he declarado un haber del mes de diciembre de 2018, de 83 mil pesos como trabajador de la obra social PAMI. Yo soy un empleado administrativo de la obra social PAMI, además de ser Secretario general de ATE y CTA Autónoma de Río Negro. Además de eso, un sueldo de 18 mil pesos de mi cónyuge como docente de nivel medio ya que es profesora de literatura. Además, declaré que vendí un automóvil Volkswagen Ventos y adquirí las ¾ partes de un inmueble en la localidad de Gral Roca.

También declaro que tenemos un inmueble en el que habitamos, que es un plan de vivienda provincial, por el cual pagamos una cuota mensual de 120 pesos y, justo esta semana, fuimos a preguntar al IPPV (Instituto Provincial de Promoción de la Vivienda) y nos restan 11 mil pesos para la cancelación total.

Por último, en la Argentina de hoy no alcanza para los dirigentes sindicales, con ser honestos. Hay que demostrarlo todos los días.


-¿Hay alguna otra organización que, en el marco de esta ley, presente DDJJ de bienes?


No. Hasta aquí, esta presentación ha generado polémicas en nuestra provincia pero no se han sumado otros colegas dirigentes sindicales ni miembros de otras entidades que sean con conducción o comisiones colegiadas.

Nosotros hemos llamado, no solo a que se pueda copiar esta iniciativa sino también, a que en el caso de los funcionarios públicos, si bien la ley 3550 los obliga a hacer esta presentación, lo hacen en un sobre cerrado. No hay antecedentes en la provincia, salvo una única oportunidad, en que la justicia obligó a la apertura para conocer los bienes que tenía en ese momento un funcionario público. Los funcionarios siguen presentando su DDJJ en sobre cerrado. Nosotros decimos que tiene que ser realmente pública y que esos sobres no deberían estar lacrados, cualquiera debería poder tener acceso a ellos.


-¿Cómo fue tomado al interior del sindicato: por tus compañeros y los afiliados? ¿Hubo un contraste en cómo lo tomaron los medios de comunicación y el público en general?


Bueno, esa pregunta es bastante compleja y arriesgada. Yo creo que tal vez, este mecanismo que yo, particularmente, no había ensayado nunca de entrevista, hace que seamos completamente sinceros. La verdad es que no he logrado -espero que esto no tenga muchas repercusiones- que los medios propios publiquen la iniciativa que, desde hace tres años consecutivamente, venimos llevando adelante en la provincia. Es decir, que hasta las “sucursales” de Clarín que sería El diario de Río Negro, por ejemplo, y absolutamente todos los medios que nosotros solemos decir, con nuestros conceptos ideológicos, que son los medios de comunicación en poder del enemigo, han publicado la iniciativa y no hemos logrado hasta aquí, que nuestros propios medios de prensa, los del sindicato de base, los de nuestra central obrera, lo hagan. Nos preocupa. Por lo tanto, la pregunta que vos realizas es muy importante porque muestra que no todos están de acuerdo, que hay miradas distintas acerca de que los dirigentes sindicales tengamos la obligación de mostrar cuánto ganamos.

Esto no se trata solamente de decir cuánto ganamos, en qué casa vivimos, qué auto tenemos. Los afiliados y el pueblo todo, tiene derecho a conocerlo. Pero sé que la sensación es que, hacia adentro de mi propia organización, hay distintas miradas. Yo creo que hay muchos que acompañan, la inmensa mayoría. Pero que todavía existen dirigentes sindicales que creen, yo digo incluso sin ninguna mala intensión, que iniciativas como esta le estarían dando más poder a nuestros adversarios, o a las patronales que debemos confrontar, que a los propios trabajadores.

Es una pregunta polémica que he tratado de contestar con absoluta sinceridad.


-Ya que decís que hay distintas miradas contrapuestas de diferentes dirigentes sindicales, nos parece interesante preguntar: ¿Cómo y cuándo surge esta iniciativa, por parte tuya y de tus compañeros, y cómo fue llevarlo a la acción?


De tantas definiciones que hay acerca de la gestión, algunos dicen que nosotros, desde hace muchos años, gestionábamos el sindicato a través de la prepotencia del trabajo. También, se dice que gestionar es hacer que las cosas sucedan. Es decir, no sólo alcanza con pensar una iniciativa, con tenerla en la cabeza, con pensarla, con soñarla, sino que lo más importante es cuando uno puede llevarla a cabo. Esto es lo más difícil para un dirigente porque uno puede soñar, tener diversas ideas, pero hay que materializarlas.

En nuestro caso, nos involucramos, conocimos la ley 3550 que es la Ley de Ética e Idoneidad en la función Pública de nuestra provincia, y supimos que había una posibilidad de hacer una presentación voluntaria en la tesorería de la provincia, porque así lo manda la ley. Empezamos a hacerlo hace tres años y, por supuesto, las repercusiones a nivel social en la comunidad rionegrina, han sido absolutamente positivas. Es decir, algún sector social que muchas veces no ha compartido nuestras metodologías de lucha, ha señalado que, aún no compartiendo nuestro accionar, en este caso destacaba la iniciativa, por lo tanto, nos parece muy importante. Nuestra experiencia propia en la provincia, nos ha permitido, no sólo recuperar confianza de parte de los trabajadores, esa confianza que habían perdido los trabajadores en los sindicatos. También ganar respeto por una importante franja de la sociedad.

Algunos dicen que se hizo un estudio para saber en qué lugar del mundo el sindicalismo es más creíble. En Suecia, dicen que está el sindicalismo más creíble. Ante la pregunta de por qué en Suecia el sindicalismo es más creíble, la respuesta está dada porque al trabajador sueco se le puede mentir una sola vez. Es decir, que en ese país del mundo, si un dirigente sindical le miente a los trabajadores está condenado a desaparecer de la faz dirigencial. Entonces, el interrogante que nos queda es: en mi provincia, en Río Negro y en toda la argentina, cuántas veces vamos a permitir que nos mientan los gremialistas, que nos mientan los dirigentes sindicales. Por qué vamos a seguir sosteniendo con nuestras afiliaciones, nuestros aportes mensuales, a estas estructuras. Ahí aparece entonces, un segundo aspecto oculto: esta cuota parte que tenemos los afiliados, más allá de si el dirigente gremial es corrupto o no. Porque el dirigente gremial puede ser corrupto, pero nos tenemos que interrogar a nosotros mismos; qué sucede que pueden mantenerse durante tantas décadas al frente de los sindicatos. Es una de las grandes preguntas.


-¿Han podido avanzar sobre otros elementos de transparencia , como por ejemplo, publicar cuántos ingresos tiene la Organización, Transparentar algún elemento presupuestario, alguno que permita a los trabajadores conocer cuál es el estado financiero de la organización, nivel de endeudamiento, patrimonio, bienes que adquiere?


En ese aspecto, tenemos un congreso anual ordinario y extraordinario donde todos los años, tenemos que poner a consideración de los delegados congresales que son representantes electos en las asambleas de todas las seccionales, cuál es la memoria y balance del sindicato. Es decir, la memoria son todas aquéllas políticas gremiales que se llevaron adelante en los últimos doce meses y el balance, cuáles han sido los ingresos económicos, los recursos que ha tenido el sindicato y cuál fue la orientación, hacia donde se dirigieron esos recursos. Para eso existe un congreso anual en donde hay que aprobar o no, con el voto de todos los trabajadores que tienen a su vista los balances.

Pero además, hemos llevado adelante otras iniciativas que nos parece que tiene que ver con producir estas transformaciones para seguir produciendo confianza. Por ejemplo, hemos determinado en nuestra provincia, que todas aquellas personas que están denunciadas y condenadas por violencia de género no puedan integrar listas como candidatos. No sólo para comisiones ejecutivas de seccional o el consejo directivo provincial, si no tampoco, ni siquiera como delegados. Además de eso, acabamos de separar del cargo a un miembro de la organización que era secretario de acción social, turismo, deporte y cultura de una de nuestras seccionales, porque se encuentra, en este momento, detenido por abuso sexual a una menor. Hemos expulsado, en su carácter de afiliado, hace dos semanas nada más, a un profesional médico de la salud que venía de otra provincia y que tenía una condena por abuso sexual en esa provincia. Nos parece que estamos llevando adelante algunas transformaciones que van en este sentido, que recorren este camino de pretender recuperar la confianza que la sociedad había perdido en los sindicatos.


-Hace rato, dijiste que algunos gremialistas consideran que esto de publicar/transparentar información, puede quitarles efectividad o potencia en el plan de lucha o conflictos con la patronal. En tu caso, ¿cómo repercutió esto de la transparencia en la Relaciones Laborales con la patronal, a la hora de ejercer la defensa de los derechos de los trabajadores?


Nosotros, creemos que esto nos fortalece en nuestro rol, en nuestra responsabilidad al frente del sindicato. Incluso, hemos tenido un conflicto por un descuento en la intendencia de Villa Regina que es la quinta municipalidad más importante de la Provincia y tuvimos acceso al recibo (de sueldo) del intendente. Salimos a declarar que ganaba más que el presidente Macri. La respuesta de él fue que ganaba un poquito más que lo que ganaría yo como empleado de la Obra Social del PAMI.

Es decir, incluso cuando la patronal, aquél que tenemos del otro lado del mostrador, puede hacer uso de esta información (porque no hubiera tenido acceso), aún así la sociedad nos reconoce y nos ha prestigiado con cada una de las rionegrinas y rionegrinos.

Por supuesto que surgen algunas opiniones con alguna tendencia o que son interesadas, pero rápidamente uno puede advertir que la repercusión que ha tenido en toda la Provincia y a lo largo del país, dentro de nuestra organización, es absolutamente positiva.


-¿Esa legitimidad, se traduce en más apoyo social frente a, por ejemplo un conflicto?


Yo creo que sí. Esta presentación que hicimos, sumada a que todos los años, desde hace tres o cuatro, la venimos renovando donde no sólo informamos cuáles son nuestros Bienes o Ingresos, sino también, vamos actualizando cuáles son las modificaciones que se van realizando en nuestro patrimonio, ha caído muy bien y, por lo tanto, pueden o no estar de acuerdo con nuestras metodologías de protesta que algunos -nosotros creemos que no- llaman violentas.

Tenemos 55 causas judiciales acumuladas en nuestra Provincia: 33 de ellas en el fuero federal, 22 en la jurisdicción ordinaria de la justicia. Estuvimos 3 veces detenidos.

Recuerdo que la primera visita que el presidente Macri hizo a Río Negro, bloqueamos el aeropuerto de la Ciudad de Viedma (capital provincial) para declararlo persona no grata. Ese día fuimos detenidos por primera vez.

Luego, en un conflicto en la Universidad Nacional del Comahue, que es una universidad que tiene sede en dos provincias: en Neuquén y en Río Negro. El conflicto fue también con una empresa que precarizaba a todos los trabajadores. Esa fue la segunda detención.

Y la tercera vez, cuando fuimos reprimidos fuertemente por la policía frente de la legislatura rionegrina. Fue uno de los momentos más difíciles que tuvimos que atravesar en nuestra gestión. Estuvimos nueve días encarcelados. Se nos acusaba de intentar extorsionar a los diputados para que no votaran lo que, nosotros en ese momento, considerábamos un megaendeudamiento de la provincia en moneda extranjera que colocaba a Río Negro al borde la de quiebra y comprometía a las generaciones futuras de rionegrinas y rionegrinos.

Cuento esto para decir que, aún con esta fuerte confrontación que hemos tenido sólo con el poder político y con el poder judicial, a pesar de que el poder nos ha pretendido catalogar de “violentos” -nosotros creemos que no hay mayor violencia que la que viene por parte del Estado: los altos niveles de pobreza, que se nos gobierne desde Washington a través del FMI en lugar de que lo hagan quienes son elegidos con el voto popular. Es decir, que para nosotros violencia es otra cosa- creo que han sido iniciativas como esta, las que nos ha permitido dar este debate con la sociedad y nos hemos sentido en todo momento respetados. Pretendieron, de alguna manera, desprestigiarnos y no lo lograron, no tuvieron éxito, porque hemos logrado un equilibrio entre esa fuerte protesta, la fuerte lucha que llevamos adelante y propuestas de esta naturaleza.


- ¿ Qué te parece que la opinión pública esté involucrada como actor principal, solicitando a sus representantes “queremos saber” ?


Lo primero es hacer un reconocimiento y valorar este trabajo que llevan adelante o que intentan y que a nosotros nos sorprendió.

Tuvo repercusión en algunos medios nacionales nuestra iniciativa, incluso algún periodista como Sietecase lo hizo conocer, pero tal vez, no haya tenido toda la repercusión y difusión que debería haber tenido porque hay medios de comunicación que les interesa mostrar sólo una parte de los sindicalistas para estigmatizar la actividad en general, entonces muestran sólo a los sindicalistas cuando roban, muestran a los sindicalistas que son encarcelados por corrupción, pero no muestran esta otra parte, que también hay dirigentes sindicales que están llevando adelante otro tipo de iniciativas. Por lo tanto, me parece que esto que están haciendo ustedes es absolutamente valioso.

Aprovecho a hacer un llamado a mis pares en la provincia de ustedes -San Luis- y de todo el país. No tengo dudas de que aquéllas compañeras y compañeros que integran nuestra asociación de trabajadores del estado, que integran nuestra CTA Autónoma, deberán ser los primeros en avanzar con esta presentación, porque sin lugar a dudas, yo creo que es lo que se viene.

Si queremos seguir recuperando confianza, si queremos tener una oportunidad en los sindicatos de volver a ser esa herramienta de los trabajadores para transformar nuestra sociedad y nuestro pueblo, debemos comenzar por llevar adelante medidas ejemplificadoras como esta.

Se puede estar de acuerdo o no con la idea que tenga un dirigente u otro dirigente sindical, pero no le quepa dudas de que, el 99% está de acuerdo en que se conozca cuáles son los patrimonios.

Basta de sindicalistas ricos y trabajadores pobres, basta de aceptar que haya gremialistas que acumulen riquezas. En mi provincia, hay sindicalistas que tienen caballos de carreras en Palermo y se toman el avión cada quince días para ir a apostar a esas carreras.

Nos parece que llegó el momento de empezar a pensar en ponerle un límite, de producir una transformación real en las organizaciones sindicales y que tenemos que ir dando estos pequeños pasos.



"APROVECHO A HACER UN LLAMADO A TODOS LOS DIRIGENTES GREMIALES DEL PAÍS Y DE LA PROVINCIA DE SAN LUIS, PARA QUE PRONTAMENTE, LLEVEN A CABO PROPUESTAS SIMILARES".

27 vistas